nav-left cat-right
cat-right

EL SENDERO “LOS MOLINOS” EN JÚZCAR, UNA RUTA ESPECTACULAR Y ASEQUIBLE

El sendero “Los Molinos” de Júzcar discurre por un entorno espectacular en las inmediaciones del municipio. Entre las características principales de esta ruta es necesario destacar que tiene un trazado circular de 1,3 kilómetros de longitud, con un tiempo aproximado para su finalización de 45 minutos y una dificultad baja.
Según ha explicado Alfredo Oballe, guía turístico local, este pintoresco sendero comienza en un extremo del casco urbano de Júzcar, a unos metros del Ayuntamiento y junto a la carretera que se dirige a la vecina localidad de Faraján. En el paisaje del que podrán disfrutar todas las personas que se dispongan a realizar el sendero “Los Molinos” predomina el bosque de ribera con adelfas y nogales, aunque parte del camino también discurre por zonas donde se puede contemplar una gran cantidad de árboles característicos del bosque mediterráneo como encinas y alcornoques.
El guía turístico ha apuntado que la ruta, además de encontrarse perfectamente balizada, por lo que no da lugar a equívocos o despistes en el recorrido, carece de obstáculos de importancia, lo que propicia que puedan realizarla personas de todos los segmentos de edad, desde niños hasta personas mayores que tengan un mínimo estado de forma.
Oballe ha indicado que en la parte más baja del recorrido, junto a los antiguos molinos que dan nombre a esta preciosa ruta senderista, se encuentra un arco árabe de un solo ojo en buen estado de conservación. Además, se pueden observar cuatro molinos harineros que antaño aprovechaban la fuerza del agua para moler el grano. Justo al lado de estos molinos se ubica otro, en esta ocasión “de sangre”, es decir, que utilizaba la fuerza de personas o animales para desarrollar su labor. Desde este punto hasta varias decenas de metros más adelante el recorrido discurre por una antiquísima calzada romana que se conserva en buen estado.
Por otro lado, el guía ha explicado que quizá el principal atractivo del sendero “Los Molinos” de Júzcar sea el espectacular nacimiento “Las Zúas”, que recibe este nombre de los antiguos pobladores árabes de la zona, que lo llamaban “azud” (canal que conduce agua a un molino). De este manantial brota un caudal medio de 623 litros de agua por minuto a una temperatura constante de 16,5 grados. Se da la circunstancia de que la cantidad de agua que surge de “Las Zúas” prácticamente se mantiene tanto en invierno como en verano, lo que propicia que en la época de escasez de lluvias este nacimiento sea el principal aporte de agua que recibe el río Genal.
El alcalde de Júzcar, David Fernández, ha recordado que la localidad recibe millares de visitantes con motivo de ser el único “Pueblo Pitufo”, pero los encantos del municipio van mucho más allá de su llamativo casco urbano pintado de azul, y es que Júzcar se encuentra enclavado en un entorno inigualable, en un auténtico paraíso para los amantes de la naturaleza y del turismo de aventura, que pueden disfrutar haciendo senderismo en la ruta “Los Molinos”, de la fábrica de hojalata, de “Moclón” o de “Los Riscos”. Además, el regidor ha añadido que la localidad cuenta, para los más atrevidos, con dos conocidísimos barrancos, como son la “Sima del Diablo” y “Arroyo Majales”.
Para finalizar, Fernández ha matizado que la biodiversidad en el entorno natural de Júzcar es enorme y su paisajismo espectacular en todas las épocas del año, destacando el otoño, cuando los castaños se desprenden de sus hojas y tiene lugar la conocida como “primavera de cobre”.

DSC_0211

DSC_0240

DSC_0253

DSC_0266

banner ad


Deja un comentario

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.