nav-left cat-right
cat-right

JORNADAS EN JÚZCAR SOBRE UN FUTURO PARQUE NACIONAL EN SIERRA BERMEJA

Celebradas en el pueblo de Júzcar, Serranía de Ronda, Málaga, estas jornadas han supuesto una toma de contacto de particulares y grupos conservacionistas con varios especialistas (geógrafos, biólogos e historiadores), que han concretado los valores geomorfológicos, geobotánicos, biogeográficos y paisajísticos de esta montaña. Durante dos días, los Doctores A.V. Pérez Latorre (Universidad de Málaga), J. Gómez Zotano (Universidad de Granada) y J.A. Castillo Rodríguez (Instituto de Estudios de Ronda y la Serranía), así como el zoológo F. Román Requena (Grunsber), y los arqueólogos e investigadores I. Navarro Luengo (Ayuntamiento de Estepona) y J. Martos Marín (Iluana), han expresado en sus ponencias la singularidad geológica, la rica biodiversidad, los paisajes y los usos tradicionales de este territorio.
Hablamos de una vasta intrusión magmática de peridotitas, una de las más extensas y mejor expuestas del mundo, una roca ígnea compuesta esencialmente por olivino y magnesio (de ahí la denominación de intrusión ultramáfica), así como de un gran número de metales pesados que constituye per se un patrimonio geológico excepcional en la Península Ibérica y todo el Mediterráneo Occidental. Estas características, el raquitismo y toxicidad de los suelos, la abundancia de precipitaciones, acrecentada por fenómenos de criptoprecipitación por el estancamiento de los vientos de levante, y la situación de encrucijada biogeógráfica, por la confluencia del Mediterráneo y el Atlántico en el apéndice suroccidental de las Béticas, así como por la cercanía al continente africano, hacen de esta sierra un compendio de nichos ecológicos que se distribuyen según factor altitudinal y los de exposición y orientación, que propician la existencia de numerosos ecosistemas serpentínicos (asociados a los suelos derivados de las peridotitas) y le dan carácter de museo dinámico de la evolución. La joya de la corona sería el abetal de pinsapos serpentinícolas de Los Reales (Estepona-Genalguacil), único en el Mundo, y de al menos 19 endemismos vegetales y otros tantos faunísticos, algunos de ellos en grave peligro de extinción. Estas magnitudes superan en mucho al resto de espacios naturales limítrofes, y desde luego son índice de una rica biodiversidad, casi sin parangón en el continente europeo. Baste un ejemplo: Alemania, Reino Unido, Bélgica, Holanda y Dinamarca en su conjunto poseen menos endemismos que Sierra Bermeja.
De acuerdo con los conferenciantes, la extrema fragilidad del territorio, la permanente amenaza de los incendios recurrentes y la presión urbana y especulativa que sube desde la hipertrofiada Costa del Sol, obligan a la urgente protección de este espacio singular, teniendo en cuenta que Sierra Bermeja constituye un desierto humano de más de 300Km2, siendo además casi toda esa superficie de titularidad pública, por lo que, además de los valores y singularidades antes reseñados, cumpliría en la práctica todos los requisitos para ser declarada Parque Nacional de acuerdo con la Ley de Parques Nacionales de 4 de diciembre de 2014.
A este manifiesto se adherirían, sin duda, ya lo han hecho algunos, la mayoría de las corporaciones locales (Benahavís, Estepona, Casares, Genalguacil, Jubrique, Júzcar, Pujerra, Igualeja, Parauta e Istán), que ven en esta declaración una oportunidad para la protección integral del territorio, así como para acrecentar el desarrollo endógeno a partir de la divulgación, visita y disfrute de todos esos valores.
AF DIPTICO JORNADAS 2015 interior

IMG-20150414-WA0000

banner ad


Deja un comentario

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.